¿Vamos a enseñar al conejo a hacer cosas de conejo?

Majano

 

Tener un lugar de refugio y de reproducción es una condición básica para casi todos los animales. Y para el conejo es imprescindible. Cuando nos encontremos en una zona con buenas condiciones para que los conejos se provean de refugio no es necesario hacer nada. Ellos saben muy bien como construir sus madrigueras. Pero a veces no hay buenas condiciones para que las construyan. Terrenos con suelos poco desarrollados, muy pedregosos impiden que construyan buenas madrigueras.

También a veces, nos puede interesar disponer de zonas en las que los conejos tengan altas densidades y buenos refugios, para que desde estas se extiendan a otras ya sea de forma natural o ya sea capturándolos para liberarlos en otra zona.

En la actualidad, en muchas zonas, los conejos son muy abundantes. Pero esta situación pasará. Antes o después habrá un nuevo brote de mixomatosis o de EVH y reducirá las poblaciones enormemente. Por tanto ahora, puede ser un buen momento, para prepararnos para cuando escaseé el conejo.

La construcción de majanos es una medida que se ha demostrado eficaz en muchos casos, pero en otros es claramente una pérdida de tiempo y dinero. Debemos tener claro, que si en nuestro coto tenemos zonas de matorral con el suelo arenoso, arcilloso, o baldíos, cunetas u otros improductivos en los que el conejo puede medrar sin molestias, no es necesario instalar majanos. Ya se harán ellos las madrigueras. Ahora, si por otro motivo, queremos hacer majanos, vamos a hacerlos bien.

Y para eso debemos tener en cuenta cómo vive el conejo. Y fijarnos en varias cosas. A saber:

  • Los conejos tienen un complejo sistema social. En cada madriguera viven varias hembras que son las dominantes, y estas son las que se reproducen en esa madriguera. Normalmente no más de tres hembras son dominantes. El resto de hembras para reproducirse deben construir otra madriguera, cerca de la principal, son pequeños túneles con una cámara de cría al final. La madre prepara la madriguera y después del parto vuelve a la principal durante el día. Por la noche volverá a la gazapera a alimentar a los gazapos. Como son madrigueras pequeñas, son fácilmente atacadas por los depredadores. Cuando en una zona veamos gazaperas, ya sabemos que ahí hay bastantes conejos y que les puede estar “faltando sitio” y sobre todo que luego se dispersarán hacia otras zonas.
  • Los conejos una vez establecidos, no se mueven mucho de su territorio. Los machos jóvenes sí, se desplazan hasta que encuentran un lugar para establecerse. Las hembras se mueven menos, pero sí en la zona ya hay muchas hembras, acabarán trasladándose también. Una vez establecidos en un territorio, los conejos no se suelen mover más de 150 metros de su madriguera.

Bien, pues con estos datos podemos diseñar la distribución de majanos en un coto. Y eso lo veremos en el próximo post.

Leave your comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies