Fragmentación del territorio y el riesgo de zoonosis

Fragmentación selva amazónica Mato Grosso. Fotografía de Carlos Peres

Una zoonosis es cualquier enfermedad infecciosa transmitida de forma natural de animales a seres humanos. Algunas de estas enfermedades son las causadas por el ébola, virus del oeste del Nilo, el SARS-CoV, el virus de Marburg y tantos otros (Zohdy y colaboradores, 2019). El COVID-19 también se trata de una zoonosis.

El riesgo de zoonosis aumenta en las zonas en la que el ser humano y los animales interactúan, teniendo una exposición directa o indirecta.

Existen diversos estudios que relacionan la fragmentación del hábitat y la pérdida de biodiversidad con el riesgo de emergencia de nuevas enfermedades infecciosas.

Un trabajo de Wilkinson y colaboradores (2018) presenta un marco teórico que aprovecha la relación especies-área para relacionar la exposición de la población a nuevas enfermedades infecciosas con la biodiversidad del hábitat.

En este estudio modelizan cambios en la exposición a patógenos relacionados con diferentes niveles de fragmentación de los hábitats, tratando de predecir que el incremento de la división de los hábitats incrementa el riesgo de patógenos para los sistemas biológicos. Indican como conclusión que mediante el estudio de la ecología del paisaje se pueden identificar áreas de alto riesgo para realizar medidas de mitigación enfocadas a la conservación de la biodiversidad).

Fragmentación selva amazónica Mato Grosso. Fotografía de Carlos Peres

Haciendo referencia al primer post que publicamos relacionado con la conectividad del paisaje, cabe destacar que la fragmentación del hábitat es la causa del aumento del efecto borde, el cual aumenta la interfaz en la que pueden contactar los seres humanos con estos microorganismos o virus causantes de enfermedades.

Un caso práctico que sirve como ejemplo es el brote de ébola en Guinea a principios del año 2014. Zorello Porta (2014) indica que en un paisaje fragmentado de 100 km2 en el que estaba antropizado un 50-60% del territorio, el aumento del efecto borde era de entre 10 y 12 veces mayor que en un paisaje sin tal fragmentación, siendo una de las causas del contacto entre humanos y el dañino patógeno. En el año 2017, Rulli y colaboradores observaron tras realizar un estudio de la estructura del paisaje, que la mayoría de los brotes de ébola sucedieron en puntos calientes de fragmentación del bosque.

Por ello, cabe destacar el papel clave del análisis de la conectividad ecológica y de la fragmentación de los ecosistemas en la gestión del paisaje, fomentando la conservación de la biodiversidad.

BIBLIOGRAFÍA

Leave your comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies