El rabilargo ibérico.

rabilargo-iberico

Actualizado el 29 junio, 2022

Entre los córvidos de la Península Ibérica, la mayoría de ellos de un oscuro color negro que en tiempos pasados contribuyó a evocar prejuicios y valores desagradables atribuidos por el populacho, hay uno que destaca por su colorida librea. Es el caso del rabilargo ibérico (Cyanopica cooki), el más pequeño de los córvidos que habitan en España.

El cuerpo del rabilargo presenta una coloración parda, que se complementa con el contraste de su garganta blanca y su cabeza capirotada en negro. Sin embargo, más que este contraste natural, lo que más llama la atención al ojo cuando se observa a este animal en el campo son sus colores azules. Pues el color azul de sus plumas primarias y de su larga cola le proporciona una apariencia inconfundible.

Antiguamente se creía los rabilargos eran una única con una singular distribución conformada por una población asiática y otra ibérica separadas por miles de kilómetros. En la actualidad, el avance del conocimiento científico ha demostrado que el género Cyanopica está formado por dos especies bien diferenciadas. El rabilargo asiático (Cyanopica cyanus) y el rabilargo ibérico (Cyanopica cooki) del cual estamos hablando. Los análisis genéticos, morfológicos y biogeográficos concluyeron en la separación de estas especies, cuyo origen se hipotetiza mediante un proceso evolutivo de especiación al que llamamos especiación alopátrida  o vicarianza y que consiste en el hecho de una especie original cuyas poblaciones se ven separadas geográficamente y estas se desarrollan de forma separada sin flujo genético entre ellas dando lugar a especies nuevas.  Se cree que el escenario de cambios glaciares e interglaciares del Pleistoceno separó a los rabilargos y contribuyó a dar lugar a estas dos especies (Fok et al., 2002; Kryukov et al., 2004).

Mapa de distribución del rabilargo ibérico según MITECO, De la Cruz y Valencia y https://observation.org
Rabilargo asiático (Cyanopica cyanus) a la izquierda. Imagen de Pixabay. Rabilarbo ibérico (Cyanopica cooki) a la derecha. Imagen de Marco Ansón.

 

Seguramente a cualquier aficionado a la naturaleza que disfrute de pasear por lugares habitados por los rabilargos le resulte familiar el sonido de esta especie. Siendo su plumaje inconfundible, inconfundibles son también los sonidos que emite: una diversa amalgama de chirridos, chasquidos y gritos que le sirven como complejo sistema de comunicación entre los individuos de su misma especie.

Los rabilargos son una especie enormemente sociable, lo que les ayuda a sobrevivir en su medio. Esta complejidad social es una característica a destacar para comprender la historia natural de esta ave. Si un rabilargo descubre una fuente de alimento suficiente, avisará a sus congéneres que muy pronto acudirán a compartir el botín. A la hora de criar, estos animales encuentran una solución en criar en territorios grupales en los cuales concentran sus nidos en un entorno determinado. En el caso de la cría, suelen contar con familiares no reproductores que ayudan a conseguir alimento y alimentar a los pollos. La cría comunal y la defensa de los espacios de cría por parte de la comunidad de rabilargos es un comportamiento muy importante para su éxito, dado que muchas nidadas se pierden y no todos los pollos sobreviven a sus primeros meses debido a la tasa de depredación que sufren, siendo estos alimento de multitud de especies de vertebrados depredadores (Villa 2000). En este aspecto, se debe considerar que el rabilargo ibérico forma parte de la dieta de diferentes depredadores tanto aves como mamíferos.

Figura 4 Fotografía de rabilargo ibérico de Marco Ansón

Los rabilargos, al igual que la mayoría de córvidos, cuentan con una importante y fundamental ventaja: son omnívoros. Los rabilargos, como las urracas, muestran una enorme plasticidad trófica a la hora de poder explotar recursos alimenticios según su disponibilidad en el espacio y el tiempo. No obstante, según los estudios realizados, la mayoría de la dieta de estos pequeños córvidos se compone de invertebrados, principalmente artrópodos (Cónsul & Álvarez, 1978; Pulido 1996). Si bien, es cierto que consumen vertebrados mediante el acceso a carroñas y la captura de otros animales.

Por desgracia, la adaptación generalista de estos córvidos les ha dado mala prensa entre algunos individuos, quienes fruto del desconocimiento e ignorancia interpretan erróneamente que el rabilargo acaba con los nidos de otras aves sin dejar uno. Totalmente alejado de la realidad, es claramente cierta la capacidad del rabilargo para capturar y consumir pequeños vertebrados (Holyoak & Holyoak 2012), pero es bien sabido que esto no es lo representativo de su dieta y que se produce como una forma de explotación de recursos en situación de optimización. En los análisis de la dieta de los rabilargos ibéricos se ha encontrado un muy pequeño porcentaje de presencia de vertebrados, correspondiendo a niveles tan bajos como menos del 5%.  Los estudios de la dieta también encuentran consumo de alimentos vegetales, con una predilección por los frutos y semillas (Cónsul & Álvarez, 1978). Sin embargo, durante la cría, los pollos son alimentados con una dieta casi completamente de origen animal, lo que coincide con la abundancia estacional y la fase de desarrollo de los propios pollos (Canario et al., 2002).

Por lo tanto, no deberíamos dejar de maravillarnos de esta especie singular y tan endémica como el águila imperial ibérica.

Figura 5 Fotografía de rabilargo ibérico de Marco Ansón

Referencias:

– Canario, F., Boieiro, M., Vicente, L. 2002. The nestling diet of the Iberian Azure-winged Magpie Cyanopica cyanus cooki en el sureste de Portugal. Ardeola, 49: 283-286.

– Consul, C., & Álvarez, F. 1978. Dieta alimenticia del rabilargo (Cyanopica cyanea). Doñana Acta Vertebrata, 5, 73-88.

– Fok, K. W., Wade, C. M., & Parkin, D. T. 2002. Inferring the phylogeny of disjunct populations of the azure–winged magpie Cyanopica cyanus from mitochondrial control region sequences. Proceedings of the Royal Society of London. Series B: Biological Sciences, 269, 1501, 1671-1679.

– Holyoak, D. T., Holyoak, G. A. 2012. Azure-winged Magpie killing and eating a fledged juvenile House Sparrow. British Birds, 105, 10, 628

– Kryukov, A., Iwasa, M. A., Kakizawa, R., Suzuki, H., Pinsker, W., & Haring, E. 2004. Synchronic east–west divergence in azure‐winged magpies (Cyanopica cyanus) and magpies (Pica pica). Journal of Zoological Systematics and Evolutionary Research, 42, 342-351

– Pulido, J. P. 1996. Evolución anual de la dieta del Rabilargo, Cyanopica cyanus cooki Bonaparte 1850, en un encinar adehesado e incidencia sobre los elementos agropecuarios del Término Municipal de Don Benito. Tesis de Licenciatura. Universidad de Extremadura. Badajoz

– Villa, A. J. R. 2000. Biología reproductora Del Rabilargo (Cyanopica cyanus). Relaciones paternofiliales, Tesis Doctoral,  Universidad de Córdoba, 112 pp.