Acuicultura continental y nuevas tecnologías. Ayudas

14429843274_4e747719d5_k

 

Ayudas para la acuicultura

El 29 de noviembre se publicaron las ayudas para la acuicultura de la Junta de Comunidades de Castilla- La Mancha con la finalidad de “Fomentar la adopción de medidas en los sistemas de explotación de acuicultura que lleven consigo una protección y mejora del medio ambiente

Estas ayudas se engloban dentro del “Programa Operativo para España 2014-2020” del FEMP (Fondo Europeo marítimo y de pesca) que aprobó la Comisión Europea en noviembre de 2015. El hecho de que se aprobara este programa supuso que España entrara en el listado de países con un Programa Operativo disponible para movilizar 1.161,6 millones de euros, procedentes del presupuesto comunitario.

En concreto, la actividad de la acuicultura continental se encuadró dentro de la prioridad 2 “Fomentar una acuicultura sostenible”. Asimismo, Europa identificó como actuación prioritaria las inversiones productivas dirigidas a fomentar la competitividad y viabilidad de las empresas acuícolas, la consolidación del desarrollo tecnológico, la innovación y la trasferencia de conocimiento, la protección y restauración de la biodiversidad acuática y la potenciación de los ecosistemas y fomento de la acuicultura eficiente junto con la protección de medio ambiente.

La situación de España

España es el país del mundo con mayor número de embalses por habitante, según WWF existen alrededor de 1.300, además tenemos 2.500 lagos alpinos mayores de 0,2 ha en las grandes cadenas montañosas (Pirineos, Sierra Nevada, Sistema Central, Sistema Ibérico, Cordillera Cantábrica), 50 lagos cársticos en Ciudad Real, Cuenca, Girona, Huesca y Lleida, 11 grandes cuencas hidrográficas con numerosos cursos fluviales temporales y permanentes, más de 500 lagos generados por actividades mineras y alrededor de 800 humedales de extensión superior a 0,2 ha, incluyendo lagos someros y albuferas (Álvarez Cobelas et al. 2005)

Embalse de contreras. Villargordo del Cabriel. (Valencia)

En los últimos años se han publicado numerosos estudios científicos relacionados con los impactos del cambio climático en el sector de la acuicultura, de hecho, el observatorio español de acuicultura (OESA), publicó en 2014 una recopilación de referencias de estudios científicos y técnicos sobre los impactos del cambio climático a nivel general y sus repercusiones en el sector acuícola, con el fin de establecer estrategias de adaptación. En dicha publicación inciden en la necesidad inmediata y primordial de elaborar una evaluación exhaustiva del impacto del cambio climático proyectado en la acuicultura española, con el fin de valorar su vulnerabilidad y explorar las opciones de adaptación que minimicen dichos impactos.

España está sufriendo en la actualidad una de las sequías más demoledoras de la historia, el año 2017 se va a recordar como el año más seco desde 1965, la media de precipitaciones está siendo un 20 por ciento menor que otros años, y en algunas cuencas el porcentaje llega al 65 por ciento. Se habla de Sequía crónica en cuencas como la del Júcar, el Segura y el Duero.

Las consecuencias de esta sequía para la acuicultura continental son claras, cabe esperar que estos ecosistemas se verán seriamente perjudicados, ya que los niveles y caudales de la mayoría de los ríos, lagos, embalses y humedades se vinculan a la precipitación a corto plazo de modo muy directo. Además, la temperatura del agua está directamente relacionada con el aumento de la temperatura global del aire causado por el efecto del aumento de los gases de efecto invernadero en la atmósfera.

La disminución de los caudales generará un descenso en la concentración del oxígeno disuelto, especialmente importante si, además, hay contaminación orgánica y aumento de la temperatura. Los aumentos de temperatura harán ascender la nitrificación de los suelos y, por escorrentía, el nitrato en los ríos (Jenkins et al. 1993). Y lo mismo sucederá con el nitrógeno orgánico en cuencas predominantemente agrícolas (Bernal et al. 2003).

Río Arlanza (Burgos)

Los técnicos advierten que, como consecuencia de esto, las poblaciones de truchas autóctonas se irán fraccionando al reducirse su hábitat, hecho que favorecería procesos de deriva genética y, eventualmente, de especiación. En este proceso, las actuaciones de reintroducción y gestión de especies de interés piscícola pueden ser determinantes en el devenir de poblaciones locales.

Asimismo, advierten que, en el caso de la ictiofauna, una de las consecuencias del aumento de la temperatura del agua es la generación de nuevos óptimos de tolerancia fisiológica que podrían permitir a especies de aguas cálidas expandirse, adaptarse y establecer poblaciones autosostenibles, así como favorecer el establecimiento de especies exóticas introducidas. Por otro lado, y como ya se ha visto, las nuevas condiciones podrían provocar un desplazamiento de las especies adaptadas a aguas más frías que dejarían así un nicho vacío que potencialmente podría ser ocupado por especies exóticas.

Hoy en día todos aceptamos que es imposible evitar el cambio climático en su totalidad y que sólo nos queda aumentar la capacidad de adaptación. Las inversiones en investigación, desarrollo e innovación, así como la trasferencia de tecnología juegan un papel importante en la adaptación al cambio climático. Es de vital importancia que la trasferencia tecnológica llegue a los pequeños productores y aquí juega un papel importantísimo las políticas de adaptación al cambio climático de todos los gobiernos y administraciones nacionales, regionales y locales, como herramienta esencial en la lucha contra esta amenaza global.

Piscifactoria de Bolinches. Valdeganga. (Albacete).

¿Y cómo pueden influir las nuevas tecnologías en una acuicultura más sostenible?

Lógicamente una acuicultura sostenible sólo se consigue con una producción no sólo económica sino fundamentalmente ambiental, con un esfuerzo en aplicar medidas legislativas y de control.

La colaboración entre industria pesquera y tecnologías de la información y la comunicación (TIC) es imprescindible. Las tecnologías pueden ser una herramienta óptima para desarrollar nuevos mecanismos de control, automatización de procesos y trazabilidad del producto hasta su llegada al mercado.

De hecho, la Secretaría General de Pesca publicó en su “Plan estratégico de innovación y Desarrollo Tecnológico de Pesca y Acuicultura 2014-2020”, como objetivos perseguidos entre otros:

• Determinar las líneas de innovación y desarrollo tecnológico prioritarias en las distintas áreas del sector
• Presentar y analizar las necesidades y capacidades tecnológicas y las herramientas de innovación existentes a disposición del sector en el ámbito nacional.

Todos estos programas y planes elaborados desde los gobiernos parecen indicarnos que efectivamente es imprescindible una mayor implantación de las nuevas tecnologías en la acuicultura, pero entonces, ¿por qué sigue España atrás con respecto a otros países en la utilización de estas tecnologías?

Los problemas a resolver

Los problemas son muchos y variados:

• Insuficiente coordinación institucional
• gestión empresarial y dimensionamiento de la producción deficiente.
• Escasa tradición de I+D+i en la empresa y mejorable cooperación entre empresas
• Etc…

Las empresas TIC como Vermon aportamos nuestro conocimiento e implicación directo con el productor y servimos de nexo de unión entre los distintos actores implicados.

Conocer las necesidades reales de nuestros clientes y los inconvenientes a los que se enfrentan nos otorga una visión diferente de la realidad del sector. Aplicar este conocimiento a esta realidad de las instalaciones acuícolas no es fácil, representa un reto y una responsabilidad por nuestra parte.

Somos conscientes de que la mejor estrategia competitiva para el sector y que podría aportar mayor beneficio a los productores es la diferenciación y la calidad, garantizando una industria ambientalmente sostenible con la aplicación de nuevos conocimientos en innovación tecnológica.

 

Leave your comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies