¿Cuál es el precio de un Estudio de Impacto Ambiental? Por Oscar García Zamora

Precio de un Estudio de Impacto Ambiental

Parece una broma, pero más de un consultor o promotor se ha visto cual concursante del viejo concurso de televisión “El Precio Justo” siendo apremiado por el entrañable Joaquín Prat. Y es que establecer el precio “justo” de un Estudio de Impacto Ambiental es en ocasiones una difícil tarea para los consultores ambientales, más aún cuando sabemos que el promotor del proyecto está soportando multitud de gastos para iniciar su actividad y que el Estudio de Impacto Ambiental supone un gasto y tiempo con el que en ocasiones no contaba.

El establecimiento del coste y posterior precio final del Estudio de Impacto Ambiental suele hacerse de forma interna en función de los días y recursos que supondrá la elaboración de la planificación, el trabajo de campo, número de especialidades profesionales implicadas y el posterior trabajo de gabinete.

Así, aunque el proyecto o plan posea una gran magnitud o se esperen de él pingües beneficios entendemos que el precio del Estudio de Impacto Ambiental debe ser independiente a ello y debe quedar supeditado sólo a factores objetivos e intrínsecos a la naturaleza del proyecto o plan y del medio ambiente que lo soportará en vez de un porcentaje de la inversión o del plan de amortización o de beneficios previstos. Los factores que, a nuestro juicio, definen el coste final de un Estudio de Impacto Ambiental son los siguientes:

  1. El primero de los factores que determina el precio de un proyecto o plan sometido a Evaluación de Impacto Ambiental es evidentemente el tipo de proyecto o plan. Así, el tipo de proyecto determinará los factores del medio ambiente a estudiar con mayor rigor, ya que se deben centrar los esfuerzos económico-técnicos en evaluar los factores del medio ambiente que realmente se pueden ver afectados. Así por ejemplo, en caso de evaluar una bodega, debemos centrar esfuerzos en el estudio de emisiones, efluentes, residuos, olores, ruidos,…. siendo por lo general el factor fauna de menor relevancia si ésta se sitúa en un entorno casi industrial.
  1. Independientemente de la lejanía del proyecto a la sede del equipo de consultoría ambiental que elabora el Estudio de Impacto Ambiental, la situación del proyecto, entendida como el conjunto de valores del medio ambiente presentes en la zona, también define el coste del Estudio Ambiental, siendo igual o más determinante que la tipología del proyecto. Por ejemplo, evaluar ambientalmente un proyecto cuando alguna de sus alternativas se localiza por ejemplo en un Lugar de Importancia Comunitaria o cercana a un Hábitat de Interés Comunitario supone evidentemente un sobrecoste respecto a una alternativa que se ubique sobre terrenos desprovistos de protección al afrontar una valoración más compleja cuanto mayor es el grado de protección del medio ambiente.
  1. Por periodo de estudio no nos referimos a la época del año, sino al periodo de tiempo que será necesario abarcar para evaluar correctamente el factor a estudiar, como por ejemplo la necesidad de realizar Estudios Anuales de Fauna en proyectos que supongan una mayor afección sobre la misma, como parques eólicos que en la mayoría de las ocasiones requieren la elaboración de un estudio en diferentes estaciones del año.
  1. La extensión del proyecto también define el precio de un Estudio de Impacto Ambiental, ya que el análisis en campo de una mayor extensión de territorio se traduce en un mayor número de horas de campo; así por ejemplo, no es lo mismo realizar el estudio de impacto ambiental de una pequeña granja de pocos metros cuadrados que una planta solar de varias cientos de hectáreas.
  1. La experiencia del equipo que elabora el Estudio de Impacto Ambiental y el número de especialidades profesionales propias implicadas, son también determinantes en el precio, ya que esta experiencia e internacionalización de la especialización se traducen en rapidez de ejecución y optimización de recursos y, a su EIANETvez, en una reducción de costes. Asimismo, disponer de técnicos experimentados supone una mayor capacidad de análisis y vaticinio de posibles problemas durante la redacción del Estudio de Impacto Ambiental (aparición imprevista de especies sensibles, propuesta de medidas preventivas, correctoras y compensatorias reales y lo más acordes a lo requerido por los Órganos Ambientales de cada comunidad autónoma o país). Un mayor grado de experiencia y de disciplinas implicadas en los equipos de elaboración de Estudios de Impacto Ambiental suponen un mayor porcentaje de problemas resueltos sin necesidad de acudir a informes complementarios que provocan retrasos en la Resolución o emisión de la esperada Declaración de Impacto Ambiental.
  1. En lo que se refiere a la calidad del Estudio de Impacto Ambiental que nos oferten, aunque sería un factor determinante para contratar una consultora ambiental u otra, cabe decir que, por desgracia (o por suerte para algunos), el coste del Estudio de Impacto Ambiental a veces no es proporcional a la calidad del mismo, ya que la experiencia nos dice que podemos encontrar en el mercado consultoras ambientales que ofrecen Estudios de Impacto Ambiental a un buen precio y de gran calidad y, al contrario, encontramos “profesionales” que por desconocimiento o por mala praxis ofrecen Estudios de Impacto Ambiental de baja calidad a precios muy por encima de lo recomendable, tal es así que a lo largo de los años los profesionales del sector hemos llegado a definir el siguiente postulado casi físico: La calidad de un Estudio de Impacto Ambiental es inversamente proporcional a la extensión del apartado de Climatología del mismo” 
  1. Si es conocida de antemano la implicación, sensibilidad ambiental y profesionalidad del equipo redactor del proyecto de ingeniería, así como el grado de aceptación social del proyecto pueden suponer un acicate (o rémora) para la elaboración del Estudio de Impacto Ambiental y, por tanto, influir de forma importante en el coste del Estudio de Impacto Ambiental.
  1. Otras cuestiones menores que pueden influir para determinar el precio de un Estudio de Impacto Ambiental son las tarifas, tasas u otros arbitrios que establecen los Colegios Profesionales u Órganos Ambientales, como el Colegio Oficial de Biólogos, el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Forestales o algunas administraciones regionales, entre otros. A nuestro juicio, establecen precios de difícil aplicación, ya que, por desgracia, los costes y precios que éstos establecen están muy lejos de la realidad que soportan los profesionales debido a la competencia en el sector, que en ocasiones provoca caídas de precio que además van en detrimento de la calidad del Estudio de Impacto Ambiental, por no hablar de los profesionales que ven cómo día a día se devalúa su trabajo.
  1. También influye en el precio de un Estudio de Impacto Ambiental de un proyecto o plan, el órgano ambiental que realiza la evaluación ambiental del proyecto, ya que es sabido que la forma de evaluar de cada comunidad autónoma, región o país, es diferente y cada una incide en unos factores más que en otros e incluso, requieren un mayor número de reuniones o encuentros con el equipo redactor.
  1. Por último, y no por ello menos importante, es el grado de definición del proyecto o plan que se pretende evaluar; así, el coste de un Estudio de Impacto Ambiental de un proyecto en fase de definición o en borrador puede aumentar considerablemente, ya que el trabajo de investigación y desarrollo que debe realizar la consultora ambiental para evaluar correctamente el proyecto supondrá un mayor esfuerzo y, por tanto, un mayor coste. Se incluye aquí el inherente riesgo de las temidas modificaciones de proyecto.

El grado de gobierno de una consultora ambiental como Ideas Medioambientales sobre los factores que se han expuesto para poder ofertar un Estudio de Impacto Ambiental viable, sostenible, multidisciplinar, económico y acorde a los requerimientos del promotor y del Órgano Ambiental está dirigido al control de los factores maleables como son: (1) la experiencia del equipo de elaboración y redacción (2) el control de la calidad por encima de la extensión, (3) el asesoramiento continuado al equipo de redacción del proyecto técnico para aumentar su implicación y sensibilidad ambiental, (4) incorporación al proceso de elaboración del Estudio de Impacto Ambiental la necesidad de coordinación permanente con el órgano ambiental que realiza la evaluación ambiental y (5) la de acompañamiento al promotor bajo el formato “llave en mano”.

Versión en inglés / English Version

 

Share on Facebook7Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn67Email this to someonePrint this page

  • Alfredo

    Por lo que he podido saber, elaborar un Estudio de Impacto Ambiental de la forma correcta es muy caro, incluso cientos de miles de euros, otra cosa es que esto sea como un trámite de papeleo más, que entonces los habrá por pocos euros.

    • Efectivamente Alfredo, un Estudio de Impacto Ambiental es algo muy serio, y así lo entendemos nosotros desde nuestros inicios, tratamos hacer ver a promotores y proyectistas que un Estudio Ambiental bien hecho, es desde el principio un ahorro. En cuanto al coste, nosotros hemos hecho estudios de todo tipo, pero siempre con un mínimo de rigor y por tanto con un precio mínimo del que si se cruza, puede ser indicativo de mala praxis. Saludos y gracias por tus comentarios.

  • Pingback: Consultora ambiental Low Cost vs. Consultora ambiental Premium - Ideas Medioambientales()

Scroll to Top
Ideas Medioambientales
¿Quieres suscribirte a nuestro boletín?

¿Quieres suscribirte a nuestro boletín?

Recibe puntualmente todas nuestras novedades sobre medio ambiente

Ya está. A partir de ahora recibirás nuestras novedades sobre medio ambiente.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar